Comunidad Abogacía

  • Conecta con compañeros y haz nuevos contactos
  • Mantente al día del sector jurídico
  • Recibe newsletters
  • Participa en grupos
  • Descubre oportunidades profesionales y recursos para tu formación
  • Haz oir tu voz
  • Participa en debates
  • Comenta noticias

Iniciar sesión

Con tu usuario de Abogacia.es

 

O mediante

¿Aún no estás registrado?

¡Únete!
1 junio, 2017 Gestión y Coaching

Explorar caminos inexplorados #Forlawyers

Blog Gestion y Coaching

Cristina Ruiz Por Cristina Ruiz
sígueme

“No hay nada más emocionante que explorar caminos inexplorados en nuestra competencia profesional”
Victoria Ortega, Presidenta del Consejo General de la Abogacía Española

 

Así comenzaron las #JornadasEPJ (Escuelas de Practica Jurídica), como no podía ser de otra manera, con nuestra presidenta Victoria Ortega, con una palabras cercanas y motivadoras en pro de la formación en excelencia de los abogados como profesionales garantes del derecho e impulsando la creación de proyectos intercolegiales.

Se abordaron temas tan preocupantes como el actual sistema de acceso de la profesión o tan inquietantes como las nuevas competencias tecnológicas en el ejercicio de la profesión.

Clausuramos con Lourdes Carballo, decana del Colegio de Abogados de Vigo con un mensaje tan alentador como esclarecedor:

‘No hay miedo al futuro, hay respeto y cautela. En cualquier competencia, en cualquier habilidad, la esencia del abogado es su creatividad que es lo que nos permite cambiar la sociedad a través de nuestra capacidad de intervenir en la propia creación del derecho.

Mi reflexión personal navega entre los siguientes interrogantes: ¿Cuántas competencias indispensables para el ejercicio profesional no se están adquiriendo? ¿Cuántas no se están dotando en la carrera, pero tampoco en los distintos masters, ni en el de acceso a la profesión, o en los diversos programas de formativos para el abogado? ¿Qué se está articulando en las EPJ en formación en competencias no estrictamente jurídicas?

La cuestión se centra en que no solo es necesario adquirir competencias técnicas, sino también desarrollar otras competencias y habilidades como base fundamental para la excelencia en nuestro desempeño como profesionales y como personas. Las que, además, nos distinguen entre nosotros, y con el cliente, en el no solo ‘parecer’, sino en el ‘ser’.

En definitiva, desde las Escuelas de Práctica Jurídica y los Centros de Formación tenemos y debemos liderar la exploración de nuevos caminos formándonos como auténticos abogados competitivos, a abrirnos al nuevo mercado de las TICS, a ayudándonos a conocer cómo piensa nuestro cerebro y a establecer nuestros objetivos profesionales, a superar nuestros miedos, a conseguir la confianza del cliente superando sus expectativas, a desarrollar estrategias para captar clientes, a resolver eficientemente las situaciones profesionales que se nos plantean en el día a día, a negociar inteligentemente, y a improvisar en las conversaciones difíciles, a abrirnos a un pensamiento creativo, nuevo y diferente, y tendente a la innovación.

¿Comenzamos? Un primer gran paso:

ExplorarCaminos01

“CREATIVIDAD INNOVADORA #FORLAWYERS”

‘…me ha parecido de gran interés, ya que recoge una visión y una serie de herramientas que la Abogacía no suele emplear de manera habitual… He apreciado que se trata de una obra muy práctica, original y esclarecedora… Ten por seguro que la incorporaré a la biblioteca de mi despacho en la sede del Consejo.”
Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía

…profesionales que piensen distinto, que piensen nuevo, que sumen valor a los pensamientos, a la imaginación, a la emoción…

… profesionales líderes en la profesión, en la competencia, en el mercado. en el presente, y en el futuro…

En esta profesión de la abogacía, como en tantas otras, aún quedan sólidos resquicios de pensamiento que consideran que es suficiente con ser un buen técnico para adquirir la excelencia profesional. Sin duda tenemos que ser buenos técnicos en nuestra materia, aunque también lo son los ingenieros o los médicos en las suyas respectivas.

¿Qué nos diferencia del resto de profesionales de otras profesiones, o de otros abogados excelentemente técnicos? Poco, o nada.

¿Cuántos profesionales ‘excelentemente técnicos’ podemos contar? Probablemente el 98%, ahí están todos.

¿Y qué ocurre en el 2% restante?…

Aquí está ese profesional que realmente lidera en su profesión. Aquel profesional que más empatiza con su cliente, aquel profesional que es más creativo en sus propuestas de solución de problemas, aquel profesional cuya génesis motivacional le lleva a adoptar las más acertadas decisiones. Aquí solo están unos pocos, los que realmente marcan la diferencia.

Entonces… ¿Cómo liderar? ¿Cómo marcar la diferencia? ¿Cómo cambiar?

Solamente tenemos que utilizar dos términos: Creatividad e Innovación, esto es:

  • Pensar nuevo y distinto, como nunca antes pensaste ni imaginaste –creatividad-.
  • Y agregar valor a ese pensamiento –innovación-

ExplorarCaminos02

Sí, pero… ¿Cómo? No es ni fácil ni difícil.

Nuestro pensamiento tiende a trabajar de la forma que considera la más eficaz posible, para ello fija y funciona con ‘patrones dominantes’, esto es, tiende a actuar de la misma manera ante situaciones similares. Sin duda todos hemos comprobado y somos conscientes de que cuando nos enfrentamos a un reto nuevo nos supone un gran esfuerzo mental, aún no hemos creado el patrón, pero sí en la suma de la siguiente y las posteriores veces, finalmente nuestro pensamiento configura ese ‘patrón dominante’ que nos facilita enormemente todo.

Pues bien, la creatividad consiste en retar a nuestro pensamiento para que ante situaciones similares a otras anteriores piense de manera diferente y novedosa. Esto lo conseguimos trabajando con técnicas creativas que llevan a nuestro cerebro a generar decenas, cientos, miles de ideas ante un mismo estímulo.

…Sí, ya, pero es que a mí, no se me ocurre nada…

No somos talentosos en creatividad por naturaleza, la creatividad se despierta y se desarrolla trabajando con las técnicas y metodologías adecuadas.

Una práctica que suelo utilizar para explicar y que se entienda perfectamente ‘esto de la creatividad’, es ‘La técnica del folio en blanco’:

  • Entrego un folio en blanco a cada uno de los miembros del equipo o del grupo con el que estoy trabajando y les comento que los vamos a depositar todos en una mesa central, pero que cada uno de ellos tendrá que identificar de alguna manera su folio, de entre los demás. Lo habitual es doblarle un pico, arrugarlo, escribir algo sobre el mismo, cortarlo… pero resulta que por lo general nos encontramos con otros también doblados, señalados… de la misma manera.
  • Les pido que se levanten y con los ojos cerrados intenten identificarlo. O que lo identifiquen sin tocarlo… Ahora la cosa se complica… Les estoy reduciendo los condicionantes, limitando los recursos…
  • Les pregunto ¿A qué huele tu folio? ¿Qué tacto tiene?… La siguiente vez que les pido que identifiquen su folio, las posibilidades sobre el mismo se amplían. Hay quien le pone colonia…
  • La siguiente cuestión que les digo es: ‘Yo identifico mi folio, porque bebe leche’… y ya empezamos a escuchar otras cuestiones del tipo: el mío solo toma leche desnatada, el mío toma el sol por las mañanas, el mío viene cuando le llamo…
  • Ante órdenes convencionales, damos respuestas convencionales, a propuestas divergentes damos respuestas divergentes, creativas, nuevas, diferentes…. y muchas, tantas como no habíamos pensado jamás.

… Sí, ahora sí, es increíble la cantidad de ideas insospechadas que me vienen a la mente…

Esto es realmente extraordinario, y es el primer paso para la ‘creatividad innovadora’. Sin embargo, no es suficiente con tener miles de ideas, es necesario que esas ideas aporten valor. En ese momento es cuando empezamos a hablar de innovación. Si bien es cierto, que cuantas más ideas tengamos, más posibilidades tendremos de encontrar la innovación necesaria en algunas de ellas.

Innovación es un término que nos resulta más conocido, especialmente cuando lo relacionamos con innovación tecnológica, innovación en procesos, en recursos… pero ¿Cuántas veces hemos escuchado hablar de innovación en pensamiento? ¿De generar ideas creativas e innovadoras en mi profesión? ¿De creatividad innovadora en la abogacía?

Desarrollar la ‘Creatividad Innovadora #forlawyers’ requiere la realización de prácticas directamente aplicables y aplicadas al trabajo diario del abogado que nos darán una nueva mirada, cuando menos de mejora, y cuando más de cambio, para liderar con éxito nuestra profesión, desarrollando nuestra inteligencia emocional, nuestra creatividad y nuestra motivación, dando respuesta a preguntas tales como:

  • ¿Cómo situarme para entender las necesidades reales del cliente?
  • ¿Cómo hacer para resolver problemas de una manera diferente y más eficaz a como lo hacemos habitualmente?
  • ¿Cómo hacer para tomar las decisiones más acertadas y de la manera más rápida?

Trabajar la ‘Creatividad Innovadora #forlawyers’ también tendrá la facilidad de generarte preguntas más allá de las habituales, más allá de los miles y miles de pensamientos que tenemos al día, de los que el 95% de ellos son los mismos.

ExplorarCaminos03No quiero concluir este artículo sin añadir de una manera destacada, los tres elementos de los que se nutre la ‘Creatividad Innovadora’, esto es, trabajar sobre:

  • algo que te guste mucho (pensando en tu YO) · Motivación
  • algo muy práctico (pensando en tu CLIENTE) · Inteligencia Emocional
  • algo que los demás no den (pensando en tu COMPETENCIA) · Creatividad

Fuente principal de referencia:
‘Creatividad Innovadora #forlawyers’ Ed. Sepín
Otras fuentes de referencia: E. Bachrag · David de Prado

Cristina Ruiz
TWITTER@CristinaMruiz
LINKEDIN: http://www.linkedin.com/in/cristinaruizperez
FACEBOOK: https://www.facebook.com/cristina.ruizperez
GOOGLE PLUS: https://plus.google.com/u/0/113573655472231565863
about.me/cristina_ruiz
COMUNIDAD ONLINE ABOGACÍAhttp://www.abogacia.es/comunidad/cristina-39/

Creado por: Artbyte - Isla de Manacoa