Comunidad Abogacía

  • Conecta con compañeros y haz nuevos contactos
  • Mantente al día del sector jurídico
  • Recibe newsletters
  • Participa en grupos
  • Descubre oportunidades profesionales y recursos para tu formación
  • Haz oir tu voz
  • Participa en debates
  • Comenta noticias

Iniciar sesión

Con tu usuario de Abogacia.es

 

O mediante

¿Aún no estás registrado?

¡Únete!
5 junio, 2017 Derecho Ambiental

Día Mundial del Medio Ambiente

José Manuel Marraco Espinós

En estos tiempos convulsos que nos ha tocado vivir, este Día Mundial del Medio Ambiente, que como todos sabemos se inició en el año 1972 en la Cumbre de Estocolmo, será recordado por la “ocurrencia” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de abandonar el Acuerdo de París.  Un hombre que, como decía John Carling hace unos días en el diario El País, “no tiene ideas, sólo tiene impulsos”.

 Pues bien, confiemos en que el Acuerdo de París -del que sólo estaban fuera Nicaragua y Siria- tome una nueva relevancia con el liderazgo que Europa y China tienen que asumir.  Este revulsivo puede relanzar otra vez las cuestiones ambientales que en el Reino de España se encuentran un tanto desdibujadas, fundamentalmente porque el Ministerio del ramo, Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ni está, ni se le espera. Véase que en la propia rotulación del mismo el medio ambiente es la última palabra y su papel es totalmente residual.

Buena prueba de ello es que, frente al anuncio del presidente Trump de la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, España tardó trece horas en pronunciarse al respecto frente a la reacción inmediata del presidente francés Macron y de otros líderes europeos.

Todavía emociona recordar el Principio 1 de la Cumbre de Estocolmo que señalaba: “el hombre tiene derecho fundamental a la libertad, la igualdad y condiciones adecuadas de vida, en un ambiente de calidad que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar, y tiene la solemne obligación de proteger y mejorar el medio ambiente para las generaciones presentes y futuras”.

Realmente si aquellos 26 Principios de esa Conferencia hubieran sido tomados en consideración, tal vez no nos encontraríamos en la situación que actualmente estamos, con la grave amenaza del cambio climático, entre otras.

Parece evidente que la mano del hombre tiene influencia el cambio climático, a pesar de que los “negacionistas” intenten descalificarlo constantemente.  El Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) en sus constantes informes ha señalado que el cambio del clima es real. Lo afirman expresamente los 195 científicos de diferentes países que componen este panel, cuya cifra curiosamente coincidía con el número de países que formaban hasta ayer como firmantes de la Cumbre de París.  Éstos se verán reducidos a 194 cuando se consolide la salida efectiva de Estados Unidos, que los expertos consideran que al menos llevará tres años hasta que se haga efectiva.

En los hitos jurídico-ambientales habrá que recordar también el caso “Urgenda”, cuando un Tribunal de La Haya (Holanda) en el año 2015 dictó sentencia por la cual se obligaba al Gobierno de los Países Bajos a adoptar una política de reducción de emisiones, puesto que la que estaban llevando a cabo resultaba insuficiente para evitar los efectos del cambio climático.

Confiemos que la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética en España, actualmente en tramitación, dé un paso firme y decidido al abandono definitivo de las energías contaminantes, se diga adiós al carbón, se cierre el obsoleto parque de centrales nucleares que rondan los 40 años desde que fueron construídas y encamine nuestro futuro hacia las energías renovables, haciendo efectivo el derecho al medio ambiente que reconoce el artículo 45 de la Constitución y que parece estar olvidado.

Vayan estas reflexiones cargadas de esperanza en este Día Mundial del Medio Ambiente un año más, para que se cumplan los deseos del Presidente de Francia Macron “hagamos nuestro planeta grande de nuevo”.  Que sea una realidad porque todos bien sabemos que tenemos que cuidarlo ya que sólo tenemos uno, y no hay alternativa.

José Manuel Marraco Espinós

Abogado

Twitter: JMMarraco

Creado por: Artbyte - Isla de Manacoa