Comunidad Abogacía

  • Conecta con compañeros y haz nuevos contactos
  • Mantente al día del sector jurídico
  • Recibe newsletters
  • Participa en grupos
  • Descubre oportunidades profesionales y recursos para tu formación
  • Haz oir tu voz
  • Participa en debates
  • Comenta noticias

Iniciar sesión

Con tu usuario de Abogacia.es

 

O mediante

¿Aún no estás registrado?

¡Únete!
 
Temas
28 septiembre, 2017 Abogacía

Carlos Sanlorenzo, embajador Marítimo de la OMI: “El marco jurídico del sector marítimo tiene que adaptarse a la evolución de la actividad”

 

Por: Ana Sanz Martín

Carlos Sanlorenzo es abogado, asociado principal del Despacho Albors Galiano Portales y acaba de ser nombrado embajador Marítimo de la Organización Marítima Internacional (OMI) por España. Está especializado en Derecho Marítimo, más en concreto en náutica de recreo y deportiva. Es profesor del Máster de Derecho y Negocio Marítimo en Barcelona, Madrid y Valencia así como de otros cursos de postgrado especializados en náutica. También es secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN).

 

  1. ¿Cuál es la situación actual del sector náutico legal en España?

La legislación del sector náutico en España ha mejorado notablemente en los últimos ocho años. La relación del sector náutico con la Administración competente, Dirección General de la Marina Mercante (Ministerio de Fomento), es muy estrecha, se trabaja muy intensamente con sus responsables que son muy receptivos a las necesidades del sector y han entendido que el desarrollo de un marco legal específico y apropiado a la náutica de recreo, y homólogo al de nuestros países competidores (Francia, Italia, Grecia, Alemania, Croacia…) es imprescindible para el crecimiento de la actividad náutica en España, un actividad que tiene un gran potencial para generar riqueza y empleo.

No obstante, todavía queda mucho recorrido por realizar a efectos no sólo de modernizar nuestra situación legal sino también, y especialmente, nuestra situación fiscal, pues no hemos de olvidar que España es el país de la UE que mayor presión fiscal ejerce sobre la náutica de recreo.

 

  1. Acaba de ser nombrado Embajador Marítimo de la OMI por España, el segundo español con este nombramiento. ¿En qué va a consistir su misión?

Como Embajador de la OMI asumo la responsabilidad de transmitir ilusión a la sociedad española, sobre todo a los más jóvenes, para que valoren la importancia y proyección que tiene el sector marítimo en nuestro país. Es un gran reto que afrontaré con entusiasmo, y con agradecimiento a la Dirección General de la Marina Mercante por la confianza que ha depositado en mí al proponer mi candidatura a la OMI.

Para ello, trabajaré para impulsar, en todos aquellos foros en los que tenga oportunidad, la cultura del mar y las oportunidades que el sector marítimo ofrece a los jóvenes para su futuro y para el desarrollo de sus carreras profesionales.

 

  1. ¿A qué grandes retos se enfrenta la Organización Marítima Internacional?

Destacaría dos ámbitos en los que la OMI tiene importantes objetivos a alcanzar. Por una parte desarrollar un nuevo marco estratégico, algo que la OMI decidió en octubre de 2015, para su implementación en el bienio 2018-2019, y que cubrirá el periodo comprendido entre 2018 y 2023. El objetivo de este nuevo marco estratégico es identificar las tendencias, novedades y retos a las que se enfrenta la comunidad marítima y que la OMI debe tener en cuenta en el futuro y poder vincularlas a cuestiones económicas, normativas, políticas, tecnológicas, de organización y de otra índole. Si bien las tendencias, novedades y retos podrían extenderse más allá del plazo previsto, deberían tener repercusiones en las actividades de la Organización en el sexenio, en especial en una o más de las actividades básicas (seguridad, protección, protección del medio ambiente, facilitación y cooperación técnica)… Para ello, el Secretario General de la OMI distribuyó, a los estados miembros, las organizaciones intergubernamentales y las organizaciones no gubernamentales la Circular nº 3574 ​a fin de solicitar información.

Por otra parte, con motivo del Día Marítimo Mundial 2017, la OMI ha manifestado que “seguirá contribuyendo al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) que responden ampliamente a los retos que enfrenta el mundo en nuestros días: el aumento de la población mundial, el cambio climático, las amenazas al medio ambiente, la explotación insostenible de los recursos naturales, las amenazas a la seguridad alimentaria, las amenazas a la sociedad que entrañan las organizaciones criminales y los extremistas violentos, y la inestabilidad que conduce a la migración mixta”. Y manifestaba que “un transporte marítimo más eficiente, trabajando en asociación con un sector portuario que esté apoyado por los distintos gobiernos, será un motor esencial para la estabilidad mundial y el desarrollo sostenible por el bien de todos”.

 

  1. ¿Cómo valora la inacción gubernamental respecto a la adaptación de la normativa comunitaria sobre la estiba en nuestros puertos?

Es evidente que la estiba es un problema de Estado, dado que el 85% de las importaciones y el 60% de las exportaciones se hacen por vía marítima. Por ello, todos los agentes deben esforzarse en buscar soluciones con responsabilidad, sin resentimiento y con mucha dosis de sentido común. En caso contrario, todos nos veremos perjudicados como ya estamos viendo.

 

  1. ¿Se trata de un problema más político que legal?

Originariamente no nace como un problema político, y me remito a tal fin a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea. Cuestión distinta es cómo se ha intensificado este problema por la intervención de nuestros partidos políticos.

 

  1. ¿Qué medidas se llevan a cabo desde la OMI para combatir el cambio climático?

La OMI ha adoptado una serie de reglamentos para hacer frente a las emisiones de contaminantes atmosféricos de los buques, así como medidas obligatorias de eficiencia energética para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedente del transporte internacional, establecidos por el calendario previsto en el Anexo VI de MARPOL.

 

  1. ¿Cómo ha afectado el brexit al sector marítimo?

Se plantea como una oportunidad para mejorar la competitividad de la industria marítima española en la Unión Europea.  El Reino Unido es uno de los países más fuertes en el sector de servicios relacionados con el sector marítimo. A título de ejemplo, el 35% de los riesgos marítimos se suscriben en Londres. Por ello, el brexit puede conllevar un aislamiento del mercado marítimo inglés y ello puede generar que los operadores marítimos alteren sus cláusulas de sumisión expresa a la jurisdicción y a ley inglesa que actualmente tienen vigentes en sus contratos marítimos (transporte, seguros, financiación, construcción, etc.).

 

  1. ¿Cómo se ve internacionalmente el Derecho marítimo español?

Con la publicación de la Ley de Navegación Marítima (LNM) hemos modernizado nuestra legislación marítima que no había sufrido reforma alguna desde el Código de Comercio de 1885. Ello nos ha permitido ser más competitivos a nivel internacional. No obstante, al perder protagonismo como país armador, desgraciadamente las disputas se suelen ventilar en Inglaterra bajo derecho inglés. Pese a ello, España sigue teniendo una gran proyección en el sector marítimo, no sólo por su ubicación geoestratégica sino también porque disponemos de empresas a nivel internacional referentes en construcción, ingeniería naval, reparación y mantenimiento o en logística. La náutica de recreo es un buen ejemplo de ello.

 

  1. ¿Qué adaptaciones jurídicas prevé que serán necesarias en un futuro cercano para hacer frente a la nueva realidad del sector marítimo?

 El marco jurídico del sector marítimo tiene que adaptarse a la evolución de la actividad. Por una parte, la irrupción de las nuevas tecnologías, la transformación digital de las empresas y de los procesos de gestión en el ámbito marítimo exigen la actualización del marco legal que regula la actividad marítima.

Por otra parte, está el tema de la ciberseguridad, que exige el desarrollo de proyectos y actuaciones cuyo objetivo es la protección frente a las amenazas a la seguridad en el mar, tanto a nivel internacional como por parte de los gobiernos nacionales. Y estas actuaciones tienen que ir acompañadas de un marco jurídico adecuado.

Por otro lado, la armonización fiscal marítima será clave para poder competir en igualdad de condiciones con nuestros países europeos e internacionales.

 

  1. ¿Se necesita especialización para dedicarse al Derecho Marítimo?

 Sin lugar a dudas, para el desarrollo de la práctica del Derecho Marítimo considero esencial una profunda especialización como en cualquier otra área de nuestro Derecho, tanto desde el punto de vista de la formación como desde el de la práctica en sí.

MÁS ENTREVISTAS

Queremos saber tu opinión

Creado por: Artbyte - Isla de Manacoa