Comunidad Abogacía

  • Conecta con compañeros y haz nuevos contactos
  • Mantente al día del sector jurídico
  • Recibe newsletters
  • Participa en grupos
  • Descubre oportunidades profesionales y recursos para tu formación
  • Haz oir tu voz
  • Participa en debates
  • Comenta noticias

Iniciar sesión

Con tu usuario de Abogacia.es

 

O mediante

¿Aún no estás registrado?

¡Únete!
6 junio, 2017 Actualidad Delegación

La Comisión expone las posibilidades de avanzar en la profundización de la Unión Económica y Monetaria de Europa

A raíz del Libro Blanco de la Comisión sobre el futuro de Europa, presentado el 1 de marzo, la Comisión expone los posibles modos de avanzar en la profundización de la Unión Económica y Monetaria de Europa. El documento de reflexión presentado  se basa en el Informe de los cinco presidentes de junio de 2015 y tiene por objetivo estimular el debate sobre la Unión Económica y Monetaria y contribuir a una visión compartida de su diseño futuro. Prestando la debida atención a los debates en los Estados miembros y a los puntos de vista de las demás instituciones de la UE, el presente documento expone las medidas concretas que podrían adoptarse antes de la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo en 2019, así como una serie de opciones para los años siguientes, en que la arquitectura de la Unión Económica y Monetaria se completaría.

 

El euro constituye un éxito en muchos niveles: es compartido por 340 millones de europeos de 19 Estados miembros. Siete de los Estados miembros que se adhirieron a la UE en 2004 ya lo han adoptado. Sin embargo, solo han transcurrido 25 años desde que el Tratado de Maastricht sentó las bases para la moneda única y solo 15 desde que se usó la primera moneda. El euro es la segunda divisa más utilizada en el mundo, ha aportado estabilidad a los precios y ha pasado a formar parte de la vida cotidiana de la mayoría de los europeos.

Pero los tiempos difíciles que la zona del euro ha atravesado en los últimos años hacen que no siempre sea percibido así, aunque hoy en día el apoyo del que goza se encuentra al más alto nivel desde 2004 (72 % de los ciudadanos europeos). La crisis financiera y económica mundial que comenzó en Estados Unidos en 2007-2008 desembocó en la peor recesión sufrida en los seis decenios de historia de la Unión Europea. Los Estados miembros y las instituciones de la UE han tomado importantes decisiones políticas para mantener la integridad del euro y evitar lo peor, y estas reformas están dando resultados. Pero la crisis no habrá terminado mientras el desempleo siga siendo elevado. Con el fin de lograr mejores resultados para todos los ciudadanos, la gobernanza del euro requiere reformas adicionales.

Las opciones propuestas en el documento de reflexión están concebidas para ayudar a establecer un amplio consenso sobre cómo afrontar los retos futuros y dar un nuevo impulso a este debate. Completar la Unión Económica y Monetaria no es un fin en sí mismo, sino que es necesario para facilitar la creación de empleo, el crecimiento, la justicia social, la convergencia económica y la estabilidad financiera. La responsabilidad y la solidaridad tendrán que ir de la mano con la reducción y el reparto del riesgo. La Unión Económica y Monetaria también debe seguir abierta a todos los Estados miembros de la UE, y el proceso de toma de decisiones debe ser más transparente y estar sometido a control democrático. Estos son los principios rectores de la labor que nos espera. Encontrar un amplio consenso político sobre la dirección a seguir y disponer de un plan general con un clara secuenciación será crucial para lograr éxito.

 

Para avanzar, deberán adoptarse medidas en tres ámbitos fundamentales:

1) completar una verdadera Unión Financiera

2) lograr una Unión Económica y Presupuestaria más integrada

3) afianzar la responsabilidad democrática y reforzar las instituciones de la zona del euro

 

Fuente: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-17-1454_es.htm

Creado por: Artbyte - Isla de Manacoa