Comunidad Abogacía

  • Conecta con compañeros y haz nuevos contactos
  • Mantente al día del sector jurídico
  • Recibe newsletters
  • Participa en grupos
  • Descubre oportunidades profesionales y recursos para tu formación
  • Haz oir tu voz
  • Participa en debates
  • Comenta noticias

Iniciar sesión

Con tu usuario de Abogacia.es

 

O mediante

¿Aún no estás registrado?

¡Únete!
18 julio, 2013 Abogacía, De oficio, abogados

José Ramón Felipe: Acogió en su casa a una pareja a la que defiende de oficio

IMG-20130717-00230A Irina T. y Santos Manuel C. la crisis les ha quitado el trabajo, la casa y lo que más quieren: sus hijos, de 10 y 21 meses. Después de recorrer varias localidades y llamar a varias puertas para pedir ayuda, llegaron a Talavera de la Reina (Toledo) y traspasaron el fatídico umbral de unos servicios sociales que se hicieron cargo de los menores, pero los denunciaron a ellos por abandono. En una comisaría de Madrid conocieron a José Ramón Felipe, mucho más que su abogado de Oficio. Gracias a él, pudieron defenderse de las acusaciones ante los medios de comunicación y, gracias a él, tuvieron un hogar en el que dormir. Ahora luchan junto a él para recuperar a los pequeños.

Pregunta: ¿Cómo le llegó el caso de esta pareja?

Respuesta: Estaba de guardia ese día, 27 de junio. Ya había hecho tres asistencias en las comisarías de La Latina, Moratalaz y Vallecas cuando me llamaron sobre las 16:00 aproximadamente para que me presentara en la Comisaría de Leganitos.

P– ¿Qué le movió a acogerlos en su casa?

R.- Supongo que me viene de familia. El ayudar al prójimo siempre ha sido un valor que he visto en mis padres desde que tengo uso de razón. La profunda desesperación que vi en los padres, en sus rostros, el saber que iban a dormir en la calle, sin sus dos bebés, que estaban sin comer desde hacía días, que en sus bolsillos solo tenían 10 céntimos… Tenía que hacerlo por ellos, por sus hijos. Si los hubiera dejado sin más, mi conciencia no me hubiera dejado dormir.

P.- En su casa han estado casi una semana. ¿Dónde están ahora?

R.- El padre Ángel y Mensajeros de la Paz les han proporcionado un domicilio temporal en Toledo. Es un gran paso, al menos estando allí podrán ejercer su derecho a visitas, ya que estando en mi domicilio en Madrid y sin recursos de ningún tipo era totalmente inviable.

P.- Entonces, ¿han podido ya ver a sus hijos?

R.- Si, el lunes 1 de Julio nos acercamos a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales en Toledo, donde los padres pudieron estar con ellos durante una hora aproximadamente y donde solicitamos por escrito un régimen de visitas.

P.- ¿Cree que podrán recuperarlos?

R.- Sí, estoy totalmente convencido de que los van a recuperar, pero para ello será imprescindible tomar medidas integrales que repercutan positivamente en la familia en su conjunto. Estos niños necesitan estar con sus padres, ese es, en este caso, el interés superior del menor.

P.- ¿Va a seguir adelante con el caso o ya pasa a otro abogado?

R.- Si, seguiré con ellos, el jueves 4 de Julio ya estuve en el juzgado de instrucción nº 1 de Talavera de la Reina, y en breve recurriré la resolución de desamparo de los niños en Toledo.

P.- ¿Desde cuándo está en el TO?

R.- Desde no hace mucho, creo recordar que mi primera guardia la fue el 15 de Enero de este mismo año, aunque llevo colegiado desde el 2006.

P.- ¿Qué les dice a quienes opinan que solo quien puede pagar a un abogado logra lo que pretende?

R.-Están equivocados. En el Turno de Oficio hay grandes profesionales que velan por los intereses de los clientes.

P.- ¿Por qué se hizo abogado?

R.- Porque siempre me ha gustado. Recuerdo que de pequeño me gustaban las películas o series de abogados. Es una profesión apasionante donde cada día aprendes algo nuevo y conoces a personas extraordinarias. Llevo casos de penal, civil y temas relacionados con las nuevas tecnologías.

P.- ¿Está viendo que en los últimos años hay más demanda de justicia gratuita?

R.- Claro que sí. El destrozo que se está produciendo en este país de la clase media no tiene parangón; personas con empresas y con una vida muy decente se encuentran viviendo ahora en casa de sus padres y sin apenas ingresos. El panorama que me encuentro muchas veces en el despacho es desolador.

P.- ¿Tiene clientes que han dejado de recurrir a los tribunales a causa de las tasas?

R.- Si, las tasas judiciales han hecho que muchos ciudadanos vean el acceso a la justicia como una quimera.

P.- Usted mismo, ¿está notando los efectos de la crisis o conoce abogados que sí los están notando?

R.- Claro que se nota, conozco a compañeros que sobreviven gracias a que tienen su despacho en su propia casa. Si no fuera así, no podrían soportar el alquiler mensual de un despacho, otros, aún peor, pues lo han tenido que dejar.

P- Hay quien opina que en este momento en el que los ciudadanos desconfían de los poderes públicos, está aumentando la confianza en la Justicia como garantía de los derechos democráticos. ¿Está de acuerdo?

R.- Los ciudadanos solo piden que la justicia trate a todos por igual. Rápidamente sacan nombres de imputados muy “ilustres” de los que te comentan “ya verás cómo este o aquel no pisan la cárcel, o si la pisan, será un ratito nada más”. La gente, en muchos casos, se encuentra al límite de su paciencia, y si alguien no lo remedia, la situación puede convertirse en totalmente incontrolable y de consecuencias imprevisibles.

 

 

2 comentarios

  • La actuación de Jose Ramón Felipe le honra como persona y redunda muy positivamente en la imagen pública de nuestro colectivo y del turno de oficio.

    Sres. del Consejo General de la Abogacía y Colegios de Abogados, son estas noticias sobre las que hay que poner todo el énfasis.

    Por último, mostrar mi absoluto desconcierto respecto al actuar de servicios sociales del Ayto. de Toledo. Recientemente se hizo público otro ejemplo similar resultando condenada la Junta de Andalucía por separar a una hija de su madre sin recursos y sin permitir siquiera que la medre pudiera visitarla: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/06/18/actualidad/1371585336_185906.html.

    ¿Para qué sirven entonces los servicios sociales? Con estos antecedentes, ¿qué familia sin recursos va a pedir ayuda a servicios sociales? Igual es eso lo que se pretende.

    Si no hay otras cuestiones de fondo lo más beneficioso para un niño es vivir con sus padres y los Servicios Sociales deben proveer lo necesario para que eso suceda.

     
  • historias como la tuya son un ejemplo (aunque no quisieramos) para la sociedad y para los cientos de compañer@s que trabajan en el Turno de Oficio diariamente por sincera vocación de servicio.
    ABOGADOS DE PROFESIÓN, DE OFICIO POR VOCACIÓN.

     
Creado por: Artbyte - Isla de Manacoa